Saltar al contenido
ORQUIDEAMANIA

Guía de higiene y enfermedades de las orquídeas

En este artículo ahondaremos en las distintas enfermedades que pueden sufrir las orquídeas. Espero que tu orquídea crezca sana y no tengas que leer el artículo, pero si notas algo raro en el crecimiento de la orquídea échale un vistazo al artículo para poder ponerle remedio cuanto antes.

Así como todos los seres vivos, las orquídeas pueden sufrir enfermedades, desde bacterias, virus, hasta hongos y parásitos. Dependerá mucho del sitio donde se ubique, su ambiente, y su nivel de higiene.

Medidas de higiene para mantener sanas a las orquídeas

Con respecto al último punto, hay varios aspectos para mantener la limpieza de la planta, por ejemplo:

  • Corte de las ramas secas: Se puede realizar dependiendo del estado de ésta. Algunos jardineros lo hacen después de que esté completamente seca, otros, cuando haya terminado el ciclo floral. También hay otros que las cortan desde el tallo principal, o por encima de un nudo que se encuentra en ellas. El corte sobre un nudo puede, en muchos casos, terminar en un brote floral, o en un “keiki”. Estos son brotes no florales que permiten la reproducción de la planta.
  • La limpieza del recipiente o de la maceta es de vital importancia, sobre todo si se tiene una maceta de barro, debido a la proliferación de hongos y musgo en las paredes del mismo. Y esto puede ser muy perjudicial, porque primero impiden el flujo continuo de aire a las raíces, y consecuentemente, se expanden sobre el tallo de la orquídea. En nuestro artículo dedicado a las macetas, te enseñamos cómo limpiar y desinfectar la maceta.
  • Si se tiene más de una orquídea, y una de ellas contrae alguna enfermedad, debe aislarse de las otras, para evitar contagios.

  • Al desinfectar macetas o a las mismas plantas, usar guantes desechables, no solo para nuestra protección, sino también para evitar la transmisión de microorganismos entre las plantas. Como nosotros, algunas poseen defensas que otras no tienen.
  • Retirar de la maceta cualquier resto orgánico de hojas secas, tallos o flores caídas. Su descomposición siempre es foco de enfermedades muy graves para las orquídeas.
  • Si una orquídea tiene cortes en su tallo o heridas grandes, se pueden tratar colocando carbón en polvo sobre la misma. También es válido el polvo de canela, evitando así la infección.

Enfermedades más comunes de las orquídeas

Las enfermedades que puede contraer una orquídea son muy variadas, dependiendo más que nada del ambiente donde se encuentren, y del cuidado que se les dé. Las más comunes suelen ser ataques de insectos, o de hongos por mal cuidado del sustrato o de las macetas.

Si tienes dudas de si tus orquídeas están sanas o no, puedes observar las hojas para saberlo. Puedes empezar por ver este vídeo que explica cómo saber si algo en tus orquídeas va mal y no están sanas, o puedes continuar leyendo el artículo donde te explicamos las enfermedades más comunes de las orquídeas.

Una vez visto el vídeo, vayamos a por las enfermedades más comunes:

Los hongos en las orquídeas

Los hongos son la plaga más común de las orquídeas. Se presentan como pequeños puntos negros en las hojas, y si no se controlan a tiempo, pueden ocasionar la muerte de la planta si se extienden a su tallo.

La mejor forma de controlarlos es usando fungicidas, pero debe saberse exactamente qué hongo ataca a la flor, ya que un uso del químico incorrecto, no solo será poco efectivo contra el hongo, también afectará el equilibrio químico de la orquídea. Esto causará estragos a veces irreparables.

Debemos entender que las micorrizas son hongos que se encuentran en todos los sustratos sanos, y que son vitales para nuestra planta, como ya se ha explicado en este artículo. Un fungicida que los elimine automáticamente atentará contra la salud de la orquídea.

Os dejamos un vídeo completo sobre los hongos en las orquídeas por si necesitas más información:

En el caso de que necesites un fungicida para combatir los hongos de tu orquídea, también puedes realizar un fungicida casero:

Si lo prefieres, también puedes comprar un anti-hongos ecológico para tus plantas:

Fitosanitarios Ecológicos - Anti hongos ecológico Listo uso 750ml - Batlle
  • Es una mezcla de componentes con acción preventiva frente a hongos que actúan como revitalizante y protector
  • Presenta tres formas de acción, mejora las defensas naturales de la planta gracias a varias fitohormonas vegetales, actúa como repelente natural de los hongos...
  • Composición: 0,02% extracto de algas marinas (Ascosphyllum nodosum). 0,3% extracto de canela. 0,3% extracto de cola de caballo y de tomillo

Las bacterias en las orquídeas

Las bacterias, aunque poco comunes, son patógenos que fácilmente atacan y destruyen con rapidez a las hojas o directamente al tallo de las orquídeas. Pueden ser manchas que se presenten en diferentes colores aparte del negro, o bulbos acuosos, que degraden la zona donde se encuentran.

Ya que las bacterias, como los hongos, son muy variadas, es más fácil identificarlas teniendo las imágenes presentes. Por esta razón, te dejo un vídeo en el que explica muy bien cómo identificar y tratar las distintas bacterias de nuestras orquídeas:

A diferencia de los hongos, no existe un antibacterial específico para las orquídeas. Un remedio efectivo para las lesiones causadas por bacterias es la canela en polvo.

También puedes crear un fungicida y bactericida casero para tus orquídeas siguiendo las instrucciones del siguiente vídeo:

Virus en las orquídeas

Lo último que queremos para nuestra planta es un virus. Es la enfermedad más difícil de tratar, la que se extiende con mayor velocidad, y en algunos casos, no se detecta hasta que es muy tarde.

Generalmente las orquídeas más viejas son las más propensas a contraer un virus. En ocasiones, la planta simplemente se verá con poco vigor, y sus flores tendrán una coloración diferente a la habitual.

No hay un tratamiento para erradicar el virus, lo mejor en estos casos, si se logra detectar y hay presencia visual, es cortar la parte afectada y evitar su extensión al resto de la planta. Si no hay salvación, lo mejor será sacrificarla para evitar que el virus continúe propagándose hacia otras orquídeas que se tengas, o incluso, otras plantas.

Si crees que tu orquídea puede tener un virus, te recomiendo que veas este vídeo donde se centra en los distintos virus que afectan a las orquídeas:

Plagas de insectos, parásitos o ácaros en las orquídeas

Las plagas de insectos, parásitos o ácaros pueden llegar a ser muy dañinos para las orquídeas. Su presencia puede afectar los tallos de las plantas, debido a que se alimentan de la savia. Además, pueden transmitir varias enfermedades, sobre todo, los indeseados virus.

Estas plagas pueden ser pulgones, cochinillas, ácaros, pequeñas orugas, entre otros. En este vídeo se explican las diferentes plagas para que puedas identificar la que afecta a tu orquídea:

El mejor tratamiento para estos son los insecticidas, y es altamente recomendado el uso de los ecológicos, ya que no solo no afectan al ambiente, sino a la integridad de la planta. Éste puede ser un insecticida antiplagas que te puede servir para tus orquídeas:

Fitosanitarios - Anti Plagas Orquídeas Flairosol - Batlle
  • Insecticida piretroide de amplio espectro y gran rango de acción que actúa por contacto e ingestión eliminando a todo tipo de insectos
  • Su combinación con el sistema de aplicación Flairosol permite llegar a todos los puntos de la planta
  • 20 % más de tasa de eficacia que con un sistema tradicional

En todos los casos, se recomienda altamente llevar la planta a un especialista que la analice y nos indique exactamente la enfermedad que tiene la orquídea. Un mal tratamiento no solo puede ser poco efectivo, sino que también puede dañar la salud del resto de nuestra flor.

Periodos abióticos o de estrés en las orquídeas y su tratamiento

Un periodo abiótico en una planta o animal, no es más que el sometimiento de ésta a estrés por parte de su entorno. En las orquídeas puede ser físico, en el cual influyen altas sequías, o en su defecto, mucha humedad o consecuente inundación. Pueden ser también provocados por anaerobiosis, cambios bruscos de temperaturas, o sometimiento a temperaturas críticas.

También el exceso de viento, los movimientos bruscos en las macetas, o la acción prolongada de la luz pueden provocar lesiones en nuestras orquídeas. También puede pasar en el caso de luces artificiales, o en su defecto, de la ausencia total de ésta.

El estrés químico puede resultar del cambio en la salinidad del sustrato, que convergerá en una alteración de su Ph. En estos casos es imprescindible el cambio de sustrato por uno ideal, regar si lo necesita y abonar.

El abono usado en estos casos no es el mismo para su cuidado regular. En estos episodios, un activador enzimático sería lo ideal, con lo cual ayudaría a la orquídea a volver a su ciclo normal de vida. Existen en el mercado diversos bioestimuladores, cuya acción será la de estimular una absorción acelerada de nutrientes, para la pronta curación del episodio de estrés. Un potente bioestimulador para nuestra planta es el siguiente:

Rebajas
Flower 10732 10732-Abono líquido Vita Vid orquídeas, No No Aplica, 5x5x16.2 cm
  • Bioactivador de floración
  • Bioestimulante de las defensas
  • Vitamina B2

También existen activadores enzimáticos caseros, a base de fermentos de cítricos, los cuales son ricos en flavonoides. Es un término usado para identificar una familia de enzimas que activan y aumentan considerablemente las defensas de la planta. Su uso es muy delicado, debiendo aplicarse muy diluido en agua (hasta 5 partes de agua por una del estimulador).

En este vídeo puedes ver cómo se prepara una solución enzimática casera para la floración de orquídeas :

Remedio natural para las orquídeas

Las orquídeas cuentan con un remedio que es totalmente natural y no les afecta en su crecimiento y puede seguir desarrollándose sin problemas.

Ciertamente, este remedio natural es nada más y nada menos que la canela. Simplemente, se debe rociar esta especia en polvo sobre el área dañada de la planta y esta cicatrizará sin problemas.

Además, se sugiere que cuando se corta alguna planta de orquídea, que está enferma o tiene algún padecimiento, se rocíe un poco de canela en polvo para evitar contagiar al resto de la planta u a otra que se encuentre cerca.

Esperamos que el artículo os haya ayudado a la hora de saber si tenéis orquídeas sanas, o en caso de que padeciese algo os haya ayudado a identificar la enfermedad y el tratamiento que debe seguir. Ayúdanos a mejorar el artículo y a saber tu opinión dejando una valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

¡No olvides dejar un comentario!