Saltar al contenido
ORQUIDEAMANIA

Orquídea Epidendrum

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre la orquídea Epidendrum, desde características y origen hasta una guía de cuidados básicos necesarios. ¡Allá vamos!

Características de la orquídea Epidendrum

La orquídea Epidendrum tiene más de 1000 especies, las cuales en su mayoría son litófitas (que crecen sobre las rocas) y epífitas (que crecen en árboles). Sin embargo, también puede haber algunas especies completamente terrestres.

Asimismo, se adaptan fácilmente a distintos tipos de climas y su reproducción es muy sencilla. Y es que ésta se realiza por la división de las plantas ya maduras y a través de los Keikis.

Por otro lado, estas orquídeas se caracterizan por pétalos y sépalos alargados muy delgados que se separan entre sí. De ahí crecen medios de ramilletes muy coloridos y con unas fragancias muy deliciosas.

Guía de cuidados básicos de la orquídea Epidendrum

Antes de nada, te dejamos con este fantástico vídeo de Orquiplanet que nos explica cómo cuidar y mantener las orquídeas Epidendrum:

Luz necesaria de la orquídea Epidendrum

A casi todas las orquídeas de este género les gusta tener una luz muy brillante, y algunas incluso prefieren la luz solar directa. Sin embargo, si no estás seguro de cuánta luz prefiere tu orquídea, experimenta.

Puedes empezar por colocarlos en una ventana que reciba la luz del sol de la mañana. Si notas quemaduras de sol en las hojas, ajusta su luz.

En el caso de que tu orquídea parezca estar sana, pero no está floreciendo, puede que no esté recibiendo suficiente luz solar. Si te encuentras en esta situación, puedes colocarlo en algún lugar en el que reciba una buena cantidad de luz solar desde la mañana hasta la tarde.

Es posible que desee evitar la luz del sol de la tarde más caliente para evitar las quemaduras solares.

Cómo regar y la humedad que necesita una orquídea Epidendrum

A diferencia de muchas especies de orquídeas, a las orquídeas Epidendrum les gusta que sus raíces se sequen completamente entre riegos. Esto significa que solo debes regarlas una vez cada ocho a diez días, dependiendo de sus niveles de temperatura y humedad.

Si tu orquídea no está floreciendo, pero es saludable y está recibiendo suficiente luz, retén el agua por unos días. Esto generalmente hará que tu orquídea comience a florecer.

Estas orquídeas también perdonan si se dejan completamente secos unos días, así que no te preocupes demasiado si te olvidas de regarlas alguna vez.

En cuanto a la humedad, su nivel debería estar entre el 50% y el 70% para estas orquídeas.

Temperatura ideal para tu orquídea Epidenbrum

Los requisitos de temperatura varían según la especie, pero a la mayoría les va bien con temperaturas diurnas que oscilan entre  18 °C a 24 °C. Pueden tolerar cómodamente temperaturas que se mantienen alrededor de 10 ° C, pero no crecerán a esta temperatura, por lo que deberías subir la temperatura si éste es tu caso.

Durante las horas nocturnas, les gusta que sus temperaturas bajen un poco. Tienden a crecer mejor con temperaturas alrededor de 15 °C.

Fertilización de la orquídea Epidenbrum

Esta orquídea no requiere una fertilización intensa como muchas otras. Puedes alimentar a tu orquídea una vez al mes con una mezcla para orquídeas bien equilibrada. Para más información, visita el artículo donde se explica la fertilización de la orquídea.

Aquí puedes encontrar unos fertilizantes para tu orquídea Epidendrum:

VER FICHA DEL PRODUCTO

Antes de fertilizar con esto a tu orquídea, debes diluirlo hasta al menos la mitad de la fuerza mezclando una cucharadita de fertilizante en un litro de agua.

Con las condiciones de crecimiento correctas, estas orquídeas pueden crecer y florecer durante todo el año, por lo que alimentarlas una vez al mes es más que suficiente para mantenerlas.

Sustrato para la orquídea Epidendrum y cuándo trasplantarlo

Estas orquídeas, en su hábitat natural crecen en árboles, por lo que es mejor si las cultivas en corcho o algo parecido para permitir un buen movimiento de aire. También puedes intentar colocarlas en cestas de alambre, asegúrate siempre de que su sustrato de encapsulado sea ligero y aireado.

La mejor mezcla como sustrato sería de musgo sphagnum, fina corteza de abeto, cáscaras de coco y carbón vegetal. Esto permitirá el flujo de aire porque es ligero. Además, el musgo sphagnum ayudará a que las orquídeas que cuelgan o se monten retengan la humedad sin que se mojen demasiado. Aquí puedes conseguir algunos medios para crear tu sustrato ideal:

 

  • Sustrato de musgo esfagno deshidratado para cultivo de orquídeas

VER FICHA DEL PRODUCTO

Si necesitas más información acerca de los sustratos, visita nuestra guía para sustratos de orquídeas.

No les gusta que les molesten una vez que se hayan establecido, por lo que solo replántalo cuando sea necesario en primavera. Si no sabes muy bien cómo trasplantarlo, te lo enseñamos aquí.

Me gustaría saber qué te ha parecido el artículo que acabas de leer, para poder ofrecerte la mejor información posible. Ayúdame votando el artículo haciendo clic en estas estrellas:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

 

¡Esperamos que te haya sido útil!