Saltar al contenido
ORQUIDEAMANIA

Guía esencial del cuidado de las orquídeas

sustrato phalaenopsis

Si tienes una orquídea y tienes una duda acerca de su cuidado, ¡ésta es la guía que necesitas consultar!

En esta guía abordaremos lo más esencial del cuidado de las orquídeas, pero no olvides que si necesitas saber algo más específico puedes consultar bien nuestras otras guías del cuidado de las orquídeas como las fichas específicas de las distintas especies de orquídeas.

Este índice te permitirá llegar hasta la parte del artículo que más te interesa:

¿Cómo cuidar una orquídea?

Las orquídeas son plantas muy susceptibles, bonitas cuando están muy bien cuidadas, pero bastante delicadas, aunque esto no indica que cuidar una orquídea sea tarea difícil de lograr. Hay que cuidarlas a diario, desde su etapa de nacimiento hasta el final de su florecimiento. Y para ello hay que saber dar las atenciones necesarias para que complete su ciclo de vida con normalidad, y podamos disfrutar de toda su belleza y esplendor.

Hay que tener muy en cuenta que una orquídea puede florecer varias veces al año, y éste es nuestro objetivo principal. Si no tenemos un patio, o vivimos en un piso, la especie Phalaenopsis puede ser la mejor opción para adentrarse en el maravilloso mundo de las orquídeas.

Y es que no tener un jardín no es obstáculo para disfrutar de esta hermosa flor.

Si somos neófitos en el tema de la jardinería de orquídeas, debemos buscar consejos o un buen jardinero que nos adiestre en el tema.

Las orquídeas no son plantas de suelo

Primeramente, debemos tener en cuenta que las orquídeas no son plantas de suelo. Crecen en una relación simbiótica, la cual les proporciona beneficios, sin dañar a estos otros elementos. Por esta razón, hay que colocarlas en macetas especiales, cuyo sustrato emule las condiciones de una corteza, para que así nuestra orquídea florezca.

Aquí puedes encontrar una guía completa de macetas y sustratos para aprender todo lo necesario sobre este tema.

Luz ideal para mantener una orquídea

Para todas plantas, la luz solar es vital. Siempre debe tener su cantidad de porción diaria de luz ideal para que puedan crecer. En el caso de las orquídeas, una cantidad acorde de luz aumenta su capacidad de florecer, pero debe ser únicamente luz indirecta, pues la incidencia directa del sol puede ocasionarle graves daños.

La mejor ubicación para una orquídea

La mejor ubicación para una orquídea es debajo de un gran árbol. Si se coloca en una maceta, se puede ubicar debajo de las ramas de éste. Si se sospecha que habrá ocurrencia directa del sol, se le puede colocar encima protección para que no haya tal acción de los rayos solares.

En cambio, si tenemos nuestra orquídea en un piso o un apartamento, se puede colocar bastante cerca de una ventana, pero con cuidado de que los rayos solares no le afecten. Es una manera sencilla de controlar la cantidad de luz que consuma nuestra flor.

Iluminación artificial para las orquídeas

Por último, en el caso de tener las plantas en un lugar cerrado, hay distintas maneras de imitar la luz solar, cosa que hasta cierto punto puede ser beneficioso, ya que se puede controlar la cantidad de luz que actúa en ella. Existen diferentes lámparas que pueden producir luz UV, las más comunes son las lámparas fluorescentes, ya que su producción es muy baja, pero acorde a la planta.

Para este caso, se puede colocar una lámpara a 30 cm de la flor o el retoño de manera que no la queme, y que pueda albergar 4 bombillas. Se deben colocar 2 de luz fría, y 2 de luz cálida, de manera alternada. Esto reproducirá una luz natural muy convincente, con excelentes resultados.

Y por supuesto, hay que apagar la luz durante la noche, y encenderla de día, para copiar el ciclo solar. Y es que de otra manera, la exposición prolongada de luz afectaría enormemente a nuestra planta.

La luz artificial también se puede conseguir con paneles de LED. En este caso, este vídeo nos muestra la colocación de luces LED para el cuidado de las orquídeas:

¡Si necesitas más información acerca de luces artificiales para tus orquídeas escríbenos un comentario e intentaremos explicarlo en un artículo!

Cómo regar las orquídeas

Uno de los puntos más delicados es el riego, y dependerá de varios factores también. El conocimiento principal que debemos tener para regar una orquídea, es saber exactamente qué especie tenemos, pues de eso dependerán una serie de elementos de cuidado, comenzando por el riego. Nuestras fichas de las diferentes especies de orquídeas te pueden ayudar a saber la especie que tienes.

La importancia del hábitat de las orquídeas

Las micorrizas son la vía principal de administración de agua a nuestra orquídea, por encima de sus raíces, las cuales en su mayoría estarán directamente ligadas al hongo. Debemos mantener la vida de las micorrizas, las cuales también están ligadas al nivel de agua.

Hay que tener muy en cuenta que las orquídeas son plantas de selvas tropicales, con gran humedad a su alrededor, y sus raíces bastante expuestas. Esto nos da una idea de cómo debemos mantener la humedad en las orquídeas, en general. Dependiendo de donde se haya colocado la planta, nos veremos obligados a controlar su humedad y riego.

Si las colocamos en un jardín con mucha luz, hay que mantenerla hidratada constantemente. Y si por el contrario la tenemos en una maceta un poco cerrada, dentro de nuestra casa, debemos igualmente controlar la humedad en su interior. Y es que la humedad dependerá también del clima del sitio donde se encuentre, ya que, en temperaturas con poco calor, la humedad se mantendrá más tiempo.

Cuándo regar las orquídeas

Para saber exactamente cuándo debemos regarla, basta con mirar la humedad del sustrato, y la coloración de las raíces, ya que se tornan de un color blanquecino cuando necesitan agua. Por supuesto, la humedad del sustrato también es importante, y hay que dejar que se seque solo un poco.

El sustrato que usemos será muy importante para el riego. En este caso debemos tener en cuenta la calidad de éste para mantener el agua. Si bien el sustrato será de desechos vegetales, hay algunos que son apropiados para mantener la humedad, y perfectos para nuestra orquídea. Por ejemplo, las cortezas de pino son ideales cuando la orquídea está en sus inicios. En este artículo te contamos lo que necesitas saber acerca de los sustratos.

La mejor parte del día para el riego de cualquier planta siempre será por las mañanas. La mayoría inicia su día muy temprano, y la absorción de agua comienza al poco rato de salir el sol. De esta manera obtendrán el vital líquido muy temprano, y la humedad excesiva será evaporada con el sol matutino controlando la abundancia.

Consejos y vídeo para el riego correcto

Siempre es importante evitar el exceso de agua en las hojas, pétalos y tallo. Ya que, la orquídea es susceptible, y puede sufrir infecciones por pudrición de hojas o el tallo si no se secan bien. Esto pasa sobre todo si están ubicadas en áreas cerradas. Por ello, debemos procurar regar bien profundo, directo al sustrato o al helecho. En caso de escurrir agua sobre la planta, se puede secar con papel absorbente.

Si lo prefieres, aquí tienes un vídeo que muestra cómo regar una orquídea correctamente:

La absorción de agua por parte de las raíces de una orquídea será de alrededor de 10 minutos con agua constante. A partir de ese tiempo, la planta no seguirá consumiendo más agua. Por tanto, si se encuentra en un sustrato con exceso de agua, será muy dañino para nuestra preciada flor.

La mejor agua para regar una orquídea

La calidad del agua es también es un tema a tratar. El agua “blanda”, que contiene pocos iones minerales, sería la ideal para el riego de orquídeas. Mantener el Ph de nuestro sustrato es vital para la vida de la flor, y de la microflora que se encuentra en éste.

Un tipo ideal de agua para riego sería la que expelen los aires acondicionados, por su casi ausencia de iones y sedimentos ricos en minerales pesados como cloro o hierro.

Cómo lograr la floración de las orquídeas rápidamente

Si deseas que tus orquídeas florezcan, primero debes prestar atención al tipo de especie para que tu bonita orquídea te dé las más bellas flores. Si deseas que las orquídeas florezcan rápidamente, debes seguir estas recomendaciones:

  • Utiliza un fertilizante líquido para propiciar el crecimiento de la planta sin ahogarla ni humedecerla demasiado. Como toda planta, si deseas que tu orquídea te regale las mejores flores, debes darle nutrientes. Esos nutrientes puedes hallarlos en los fertilizantes, pero debes asegurarte que sea especial para las orquídeas. En esta guía puedes encontrar todo lo que necesitas acerca de los fertilizantes para las orquídeas.
  • Las orquídeas deben estar expuestas entre los meses de mayo y septiembre, que es cuando tienden a dar flores.

El tallo posee por lo general de 8 a 10 flores, dependiendo de la especie de la orquídea. Si deseas que vuelva a florecer, retira las flores muertas después de la primera floración y espera un tiempo hasta que vuelvan a aparecer retoños en el tallo. Cuando esto suceda, corta el tallo solo un centímetro por encima del segundo brote, lo cual permitirá desatar una segunda floración que debería esperarse en los dos meses siguientes desde que cayeron las primeras flores.

Este vídeo también explica cómo hacer que tus orquídeas vuelvan a florecer:

Cabe destacar que después de la segunda floración, no habrá una tercera floración en la orquídea, por lo que procedemos a cortar el tallo al ras de las hojas y esperar que vuelva a aparecer un nuevo tallo, desde el que podremos esperar la aparición de nuevas flores de orquídea.

La importancia de la luz para que las orquídeas florezcan

Si deseas que tus orquídeas florezcan rápidamente, la luz es importante. Si no reciben la luz suficiente, tus orquídeas no florecerán. Pero ten cuidado que el sol no golpee directa ni fuertemente sobre la planta porque de esta manera, se secará.

Si observas que la hoja de tu orquídea es de color verde oscuro, no está recibiendo la luz suficiente, así que no florecerá. Muévela hacia alguna parte de la casa que reciba mayor cantidad de luz natural. Pero en cambio, si observas que las hojas son de color verde rojizo, está recibiendo mayor cantidad de luz que la realmente necesita.

Las orquídeas florecen en primavera, así que debes asegurarte de brindarle toda la atención necesaria un poco antes de la estación, durante y después de ella.

Entre marzo y noviembre se considera el tiempo activo de crecimiento de la orquídea. Por ello, debes fertilizar la planta una vez al mes para asegurarte de que esté lista para florecer en primavera. Asimismo, asegúrate de darle el descanso adecuado entre diciembre y febrero, para que pueda reposar y prepararse para otra floración.

Con un poco de humedad también puedes ayudar a que tu orquídea florezca. Esto puedes conseguirlo ubicando otras plantas cerca de ella, de modo que permanezca el terreno húmedo, pero ten cuidado con el exceso de agua.

Razones para que tu orquídea no florezca

Si estás teniendo problemas para que tu orquídea florezca, éste vídeo puede serte de gran ayuda:

El período de floración de la orquídea puede variar. El período de floración se refiere a cuando la planta emana las flores en un período de tiempo que generalmente ocurre entre 2 a 3 meses, aunque algunas orquídeas pueden florecer entre 6 a 7 meses si son más experimentadas.

Cuánto tiempo vive una orquídea

La orquídea es una flor que puede durar gran cantidad de años. Puede florecer una y otra vez cada primavera y embellecer tu hogar por mucho tiempo. Pero el cuidado y la atención que le brindas a la orquídea son las claves. Si deseas que tu orquídea viva mucho tiempo, debes brindarle algunos cuidados especiales. Pero primero veamos cuánto tiempo puede vivir.

El tiempo de duración de una orquídea depende de cuatro factores importantes:

  1. El tipo de especie.
  2. Condiciones de su crecimiento.
  3. Atención que se le brinda.
  4. Calidad del sustrato.

Promedio de vida de una orquídea

Una orquídea tiene un promedio de vida entre unos 60 a 80 años. Es un amplio tiempo de existencia, por lo que una planta puede vivir por varias generaciones. Hay orquídeas que han llegado hasta los 100 años de vida.

Sin embargo, el tiempo se limita cuando se trata de orquídeas que son cuidadas en criaderos o en casa. El mayor tiempo de vida se refiere a orquídeas silvestres. En ambientes cerrados, en viviendas o en invernaderos, la duración de una orquídea es mucho menor.

Cada especie tiene su propia duración según las características de su crecimiento y florecimiento. En promedio, algunas especies de orquídeas pueden durar entre 3 y 10 años en casas o jardines, pero esto puede variar según el tipo de orquídea que se ha cultivado.

La Zapatilla de Venus (Paphiopedilum) es una especie de orquídea que vive entre 3 a 5 años en una maceta. Mientras que la especie de orquídea llamada Phalaenopsis, se estima que tendrá un tiempo de vida entre 7 y 10 años.

En todo ello, el proceso de plantación, el proceso de crecimiento de la planta, y los cuidados que se le brindan, son los que medirán el ritmo de vida de cada orquídea.

Cómo saber los años de vida que tiene una orquídea

Si quieres medir los años que tiene una orquídea, sobre todo si estás considerando adquirir una, puedes hacerlo a través de las hojas de la misma o a través del tallo.

Para hacerlo debes fijarte en el tallo. Si éste es corto, la orquídea es joven. Por el contrario, si tiene un largo tallo, aumentan los años vividos de la misma. Por su parte, al examinar las hojas, se estima que de una orquídea nacen 4 hojas en promedio cada año, así que contando las hojas puedes estimar cuánto tiempo tiene la planta.

Pero si la orquídea ha sido sometida a fertilizantes, este método de medición puede encontrarse alterado.

Cómo extender la vida de tu orquídea

Después de 15 a 20 años de vida, la orquídea comienza a debilitarse, y puedes darte cuenta porque ya no dará tantas flores como antes. Después de esto puedes considerar replantar la planta (aquí te explicamos cómo hacerlo), lo cual podría ayudarle a combatir ciertas enfermedades que podrían encontrarse en el sustrato.

Si quieres extender el período de duración de una orquídea, habla con un experto. Él podrá explicarte con exactitud las necesidades de cada planta, los cuidados que necesita, y los cambios que debes introducir para que el tiempo de duración de tu orquídea se extienda.

Cuánto crece una orquídea y por qué

Como hemos mencionado, cada especie de orquídea tiene características singulares. Definir el tamaño de cada una de ellas es una tarea ardua, pero podemos brindar algunos rasgos generales.

La orquídea será siempre una planta, no crece como un árbol. Su promedio de crecimiento es de medio metro a un metro de longitud, aunque existen variaciones a lo largo del mundo. Algunas especies son tan diminutas que no alcanzan los 5 cm. Y así como varía el tamaño de la planta, lo hace la flor.

Definir porqué la orquídea crece a esta altura, es complicado. Cada planta tiene una forma de crecimiento particular. Algunas crecen de forma monopodial, es decir, creciendo en un solo eje y con una misma dirección. Este tipo de orquídea tarda en crecer y requiere de macetas pequeñas para que puedan ir escalando poco a poco la altura que requieran.

Otro tipo de orquídea crece de forma simpoidal. Éstas son aquellas que tienen diversos puntos de crecimiento, orientadas en diversas direcciones. Estas orquídeas son más sencillas de dividir. Para garantizar su crecimiento y fortalecimiento, hay que hacer unos recortes después de algunos años.

El mayor crecimiento de una orquídea lo encontramos en su ambiente natural, de forma libre y salvaje. Si una orquídea es sembrada a través de semillas en macetas, deben pasar varios meses hasta que comience a crecer. Al principio solo verás pequeñas hojitas casi invisibles que comienzan a asomarse, y luego irá creciendo.

Proceso de crecimiento de una orquídea

El proceso de crecimiento de una orquídea es lento, y debes tener paciencia. No son plantas para la prisa. Sus raíces pueden ser delicadas y deben fortalecerlas antes de poder extenderse hacia afuera. Una planta de orquídea joven puede tardar varios años en que le aparezcan las primeras flores.

Entre toda la diversidad de plantas y flores bonitas de nuestro mundo, la orquídea es una flor exquisita de una belleza impresionante. La gran variedad de especies que hay ha fomentado su estudio durante años en todo el mundo. Los colores más variados y pintorescos pueden hallarse en estas delicadas flores: colores neutros, colores claros, rosado, amarillo, azul, incluso con manchas y mezclas de colores que las hacen cautivadoras y dignas de admiración.

Consejos para un sano cuidado de las orquídeas

  1. No se debe permitir que el sustrato quede totalmente seco. Las orquídeas, como se ha dicho en reiteradas ocasiones, son plantas de climas tropicales húmedos, y la falta de agua las secaría en cuestión de poquísimos días.
  1. Ubicar siempre en zonas donde no incide la luz de sol directamente, ya que las hojas, y sobre todo los pétalos de las flores, se queman con facilidad ante la exposición prolongada a los rayos UV.
  1. No aplicar el abono líquido que se usa para regar sobre los pétalos de las flores, ya que los quemaría y las lesiones no se podrán revertir.
  1. Puedes colocar un plato debajo de la maceta con agua y bolitas de arcilla. Estas últimas pueden absorber el agua, y proporcionarle al sustrato solo el líquido necesario, sin llegar a ahogarla. Esta opción es útil para macetas con poca visibilidad del sustrato, ya que podemos monitorear la cantidad de agua por la sequedad de las bolitas.

  1. No te alarmes cuando de un día para otro las flores se caigan, es un ciclo natural de las orquídeas. El paso siguiente será cortar el tallo 1 cm por encima del primer brote, así evitarás que la plata adquiera enfermedades por la resequedad del tallo.
  1. Acude a un experto, o utiliza internet para conocer a qué familia pertenece tu orquídea. Esto te dará una gran cantidad de información sobre ella, para su cuidado específico. En esta página disponemos de guías de cuidado básico para cada especie de orquídea, ¡échales un vistazo!

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Has echado algo de menos? Cuéntamelo dejando una valoración mediante estas estrellas:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Y recuerda que ¡puedes dejar un comentario si tienes alguna duda!